viernes, 30 de noviembre de 2012

El güey ha muerto. Que viva el güey.





Sé que la coyuntura manda que escriba una entra politicosa sobre la transición presidencial. Algunas palabras sobre el saliente Calderón y otras sobre el entrante Peña Nieto... ¡Pero tengo tan pocas ganas! En primer lugar, porque de pensar en el tema me pongo triste, decepcionado, molesto y con deseos de agarrar un bate y salir a romper cabezas... Pero soy pacifista y además no tengo bate.

La otra razón es que en realidad no hay mucho qué decir. Casi todo lo que pienso lo expresé en mi serie de entradas sobre las elecciones, en particular la que titulé Y cuando desperté, el Dinosaurio había regresado, y en el otro titulado #YoSoy132: ¿En dónde y hacia dónde? Si quieren mis análisis y mis propuestas, mejor diríjanse a esas entradas. Sobre el legado que nos deja Calderón y el futuro jurásico que nos espera con Peña Nieto han estado hablando casi todos en Internet la última semana. ¿Qué más puedo decir yo?

Bueno, se trata de un día histórico, ¿no? Es decir, no todos los días se echa a andar el tiempo 12 años hacia atrás. Hay que reconocer eso. Así que no lo dejemos pasar de largo y dediquemos unas palabras a estos temas.

Felipe Calderón se va. ¿Qué puedo decir de su gobierno? Reconozco que mantuvo estable la macroeconomía, y también que construyó carreteras. No se me ocurre nada más. Pero bueno, para los estándares de presidentes mexicanos que hemos tenido esto no estuvo mal. De hecho, si Calderón se hubiera limitado a hacer lo que sabe (es decir, ser un burócrata gris, un gerente de zona, un Godínez cualquiera), su gobierno habría pasado sin pena ni gloria, y nuestras mayores quejas serían el aumento del desempleo.



Pero no fue así, porque Calderón fue quien sumió al país en una guerra civil como se no se había vivido en 100 años. Bueno, no es enteramente su culpa. Es decir, nada nos dice que el crimen organizado, tan poderoso y violento como ya era antes de 2006, no habría crecido hasta llegar a las proporciones que ahora nos acosan, con o sin Calderón. Pero, si de verdad quería combatir este flagelo social, Felipillo la cagó en grande pues agravó el problema tomando decisión estúpida tras decisión estúpida: al no depurar la policía y la instituciones de la infiltración criminal, al no investigar y perseguir las cuentas bancarias sospechosas y el lavado de dinero (follow the money!), al negarse neciamente a siquiera considerar la legalización de algunas de las drogas menos peligrosas; todo esto debía haberlo hecho ANTES de lanzar al ejército a la calle. Lo peor: analistas nacionales e internacionales le dijeron que su estrategia era errada, pero él se aferró a ella, se sigue aferrando orgulloso, sin que parezca causarle remordimiento alguno todo el dolor que causó con sus desatinos.



Su presidencia nos deja con historias de terror y tragedia: familias acribilladas por el ejército, estudiantes universitarios asesinados por soldados, ciudades enteras que caen bajo el poder del narco, cuerpos colgados en puentes peatonales, fosas comunes, decapitados y el éxodo masivo de mexicanos del norte hacia los estados del sur. El mismo "presidente del empleo" busca empleo fuera del país que dejó en ruinas. 

Sin embargo, eso no es lo peor: si Fox es ya recordado como el presidente que dejó pasar una oportunidad histórica y no aplastó al Dinosaurio cuando lo tuvo bajo su bota (porque la estructura de corrupción priista servía para sus propósitos), Calderón será recordado como el presidente que la cagó tanto y de forma tan espectacular que permitió el regreso de ese mismo Dinosario al poder.



¿Qué nos espera? Creo que nos vienen seis años (quizá más) difíciles y oscuros, pero veo muy difícil una restauración total del régimen priista tal cual como lo fue en el siglo pasado. Ahora existen dos partidos políticos de oposición con suficiente presencia como para hacerle contrapeso, existen medios de comunicación críticos, un sector de la sociedad que tiene consciencia cívica, social y política y que es cada vez más amplio.

Sin embargo sí podemos esperar el regreso de muchas características distintivas del periodo jurásico mexicano, porque ya los hemos visto al nivel de los gobiernos estatales en los últimos años, cuando después de 2009 el PRI recuperó la confianza en sí mismo: los actos de corrupción escandalosos y hasta descarados que se mantienen impunes, la lambisconería servil y repugnante de la mayoría de los medios de comunicación, la ostentación extravagante e irrespetuosa de la opulencia de quienes se han visto beneficiados por el régimen, la represión violenta de toda forma de oposición y las alianzas con el crimen organizado, los sindicatos corruptos y sus líderes charros. 

Y lo que más me asusta: el PRI se alimenta de la jodidez e ignorancia del pueblo mexicano, y de él sólo podemos esperar que siga creciendo era jodidez y esa ignorancia. Es obvio que el PRI no va nunca a fomentar la educación y la cultura, por una sencilla razón: la gente educada y culta no vota por el PRI. Tampoco le creo mucho a Peña con su promesa de generalizar Internet para todos, teniendo en cuenta que es aquí, en el medio más libre y democrático de todos, donde la gran mayoría lo repudia. El PRI no quiere mexicanos con Twitter, sino mexicanos con Televisa.

Sólo de ver al gabinetazo de Peña es como para llorar. Puros abogados, economistas y administradores (esperen un bonito neoliberalismo por los próximos seis años). Casi ningún profesionista especializado en el área en la que va a trabajar. Muchos de ellos son figuras ligadas al salinismo. ¡Y pensar que pudimos tener a un rector de la UNAM en la Secretaría de Educación! Pero no, tú querías otra cosa, México. Bien, pues ahora te chingas.



Como ya había dicho en otras entradas, a los ciudadanos nos tocará resistir y tratar de seguir construyendo, por nuestra cuenta, las condiciones para que México cambie realmente. Hay que convertir a Peña Nieto en el presidente más vigilado de la historia, tenemos que organizarnos para resistir los actos de corrupción y autoritarismo que seguramente vendrán, prepararnos para bloquear sus políticas entreguistas y nocivas para el país; y sobre todo, ser propositivos: no sólo luchar contra lo que no queremos que se haga, sino a favor de lo que sí queremos que se haga.

Podemos y debemos recordar a Peña Nieto (y a México, y al mundo), todos los días de su mandato, que sabemos que las elecciones no fueron limpias, que es un tramposo y un corrupto, que sus acciones autoritarias no han caído en el olvido; podemos vigilarlo y constreñirlo, criticarlo y ridiculizarlo, hasta que maldiga el día en que decidió participar en la política. Pero no podemos olvidar la parte constructiva: ¿qué puede hacer cada uno de nosotros, tanto individual como colectivamente, para que nuestra sociedad no caiga en el oscurantismo prehistórico? Yo ya tengo mi trinchera: le educación y la divulgación del conocimiento. ¿Cuál será la tuya?

viernes, 23 de noviembre de 2012

Clark Kent, Lex Luthor y el sueño americano






[Ya antes había hablado sobre Luthor y LexCorp en mi serie sobre las corporaciones más malvadas de la ciencia ficción]

El mundo del cómic de superhéroes nos ha legado algunas de las rivalidades más memorables y emblemáticas; tenemos a Batman y el Guasón, o a Magneto y Xavier, como las primeras que me vendrían a la mente, y no podemos dejar de lado la enemistad entre Superman y Lex Luthor. El archinémesis del Hombre de Acero lo ha puesto en jaque en diversas ocasiones, lo ha lastimado, incluso hecho sufrir. Pero no quiero simplemente reseñar la historia de esta enemistad eterna, sino que pretendo plantearla como una expresión de la misma cultura estadounidense, en particular de la dualidad del sueño americano.

           Empecemos por definir el sueño americano como el conjunto de ideales de libertad individual y progreso, de prosperidad, éxito y movilidad social ascendente a través del trabajo y el esfuerzo. Este conjunto de ideales ha estado presente desde la misma fundación de los Estados Unidos, cuando los peregrinos protestantes llegaron a este continente con la intención de prosperar trabajando la tierra. En la misma declaración de Independencia se lee que “Todos los hombres fueron creados iguales y su Creador los ha dotado de ciertos derechos inalienables, entre los que se incluyen la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”. El escritor James Truslow Adams en su libro The Epic of America (1931) define el concepto de la siguiente manera:

Es el sueño de una tierra en la que la vida sea mejor, más rica y más plena para todos, con oportunidades para cada uno de acuerdo a sus habilidades y logros. […] No es meramente un sueño de automóviles y altos salarios, sino el sueño de un orden social en el que cada hombre y mujer pueda alcanzar la altura máxima de la que sean innatamente capaces, y se ganen el reconocimiento de los otros por lo que son, sin tener en cuenta las circunstancias fortuitas de su nacimiento o posición.



El sueño americano se manifiesta sobre todo en la figura del self-made man, el hombre que se construye a sí mismo, a quien no se le dio nada de nacimiento, sino que labró su propio destino y alcanzó el éxito, medible en cuanto a posesiones materiales y estatus social. Creo que, con base en esta idea del sueño americano, se puede analizar la relación Clark Kent / Lex Luthor como las dos caras de ese idea.

Ya hemos llevado una a cabo una lectura crítica de ActionComics #1, la revista de historietas en la que Superman hace su debut[1], y habíamos notado ciertas curiosidades que se pueden apreciar en este mito fundacional del superhéroe. Vimos que Superman es presentado en la primera página como “Campeón de los oprimidos”  y asistimos a sus primeras hazañas heroicas: Superman salva a un hombre injustamente condenado a la silla eléctrica, a una mujer que es golpeada por su marido, a la reportera Lois Lane raptada por gángsters y, finalmente, el Hombre de Acero detiene a un millonario fabricante de armas que trataba de influir en un grupo de políticos corruptos para iniciar una guerra innecesaria.

Es decir, desde el momento de su nacimiento, Superman se enfrentaba a quienes abusaban de su poder sobre los que no podían defenderse. Así, se sientan los precedentes de las dos caras del sueño americano de las que quiero hablarles. Empecemos por Clark Kent, el alterego humano de Superman. En Action Comics #1 queda establecido el rasgo más importante y conocido del mito superheroico: Kal-El es el último sobreviviente del planeta Kryptón, enviado a la Tierra por su padre para escapar de la destrucción de su mundo. 


En ese mismo cómic no se habla mucho de su infancia y juventud, pero hay una curiosa viñeta en la que se muestra a Clark vestido de overol y rodeado por obreros de construcción, lo que nos habla de un origen en la clase trabajadora. Poco después se definiría la historia que todos conocemos: Kal-El fue adoptado por una gentil pareja de campesinos y criado como uno de ellos en una granja a las afueras de Smallville, Kansas.

Podemos ver cómo desde el principio en la historia de Superman se van introduciendo los elementos del mito americano: Clark Kent es un inmigrante (ilegal, además), lo cual es significativo en un país fundado por oleadas de inmigrantes. Es también un hombre surgido de la clase trabajadora, en particular un campesino, y en particular del medio oeste (una región típicamente americana), lo cual es significativo en un país fundado por granjeros. Clark Kent revive en sí mismo la historia de los Estados Unidos.

Una hermosa viñeta del cómic Superman: Paz en la Tierra por Alex Ross

Ahora bien, la relación Superman / Clark Kent ha variado a lo largo de las décadas. En la llamada Edad de Plata del cómic (las décadas de 1950 a 1970), Clark Kent era la identidad falsa de Superman, el disfraz con el que se ocultaba entre los humanos, y por ello era un individuo torpe y tímido, que a menudo se humillaba a sí mismo. Sin embargo esta interpretación cambió en la Edad Moderna, a partir del trabajo de John Byrne en 1986, titulado The Man of Steel. A partir de entonces Clark Kent es la verdadera personalidad, y Superman es el disfraz que debe adoptar para servir al mundo y al mismo tiempo continuar con su vida. De hecho, la relación se invierte: ahora Clark duda, teme, se cansa, se enoja, etcétera, pero como Superman tiene que aparentar absoluta confianza en sí mismo pues sabe que la gente ha depositado en él muchas esperanzas y que debe ser un ejemplo a seguir. Este nuevo Clark Kent es el que nos interesa.

Según esta continuidad, el joven Clark tiene una crisis de identidad cuando descubre sus poderes y su origen extraterrestre. Entonces inicia un recorrido por el mundo, en busca de sí mismo y de respuestas. Al final de ese viaje, decide usar sus habilidades para proteger a quienes no pueden hacerlo por sí mismos, y es así como nace Superman. 

Mientras Batman se fue a entrenar con ninjas, Superman se fue a buscar la iluminación con monjes tibetanos.

Pero también Clark Kent es un self-made man: con todo y su origen campesino se convierte en un periodista y escritor respetado y ganador de múltiples premios, trabajando en uno de los periódicos de mayor prestigio en el mundo, en la ciudad más grande del orbe. Clark Kent es el hombre que labra su propio destino y triunfa profesional y socialmente, y aunque no se hace rico, vive cómodamente un departamento de clase media y se casa con una mujer bella e igualmente exitosa.


Mas incluso en su faceta de Clark Kent es heroico, no sólo por haber obtenido el triunfo personal, sino por preocuparse por los demás. Como reportero, Clark ha mostrado siempre interés por las causas sociales (la gente pobre, los barios marginales, etcétera) y junto a su compañera e interés romántico Lois Lane ha investigado al crimen organizado, a políticos corruptos y a la maldad corporativa. En la serie de cómics más reciente (más o menos cada diez años los editores de DC se dan cuenta de que la están regando y vuelven a iniciar todo desde el inicio), vemos a un Clark joven, recién llegado a Metrópolis, y se subraya su compromiso con el periodismo y las causas sociales, al grado de que por lo que escribe en su blog se gana enemigos entre la gente poderosa de la ciudad. En fin, por todo lo anterior, Clark Kent encarna la cara brillante del sueño americano.

Pero toda cara brillante tiene su contracara oscura y en este caso se trata de Lex Luthor. Originalmente aparecido en Action Comics #23 y creado también por los padres de Superman, Jerry Siegel y Joe Shuster, el peor de los supervillanos también ha tenido varias encarnaciones. En un principio era el clásico científico loco como otros a los que solía enfrentar Superman. El duelo era interesante porque Luthor sólo usaba su genio tecnológico contra uno de los seres más poderosos del universo. El objetivo de Luthor era dominar el mundo, y para ello tenía que destruir a Superman, siempre intentándolo con planes cada vez más elaborados y excéntricos.



Tal era la dinámica que se mantuvo durante la Edad de Plata de los cómics, y además se añadió un origen para el odio de Luthor por Superman: cuando eran jóvenes ambos vivían en Smallville (en ese tiempo Kal-El se hacía llamar Superboy), y eran muy buenos amigos, pero en un accidente de laboratorio, el joven Lex perdió todo su cabello, culpó a Superboy por eso y juró vengarse (en los 50, perder el cabello era motivo suficiente para volverse supervillano, aparentemente).

Sin embargo dicha dinámica envejeció con el paso de los años: Superman detenía a Luthor, quien era llevado a prisión, de donde el genio malvado escapaba y todo volvía a empezar de nuevo. Además, conforme los lectores se volvían menos ingenuos, llegaban a preguntarse cómo Luthor conseguía recursos para construir sus artefactos, o si no sería mejor para él venderlos como armas a algún gobierno (es decir, seguro el robot gigante que usaba para robar un banco costaba más que lo que pudiera robar en el banco).




Pero en la Edad Moderna, en el mismo The Man of Steel por John Byrne, Lex Luthor es alguien muy diferente. Se trata de un millonario corrupto, dueño de las empresas LexCorp, que usa su poder e influencias para cometer toda clase de crímenes y salir impune. Ése es el Lex Luthor que tomaremos para este análisis.

En el trabajo de John Byrne, Luthor era un hombre de edad madura (mayor que Clark Kent) y aspecto más desagradable. En Lex Luthor: La biografía no autorizada (1989), se sabe más de él. De origen humilde, pero muy inteligente, se abre camino por la vida mediante el crimen y la corrupción. De hecho, obtiene una buena suma de dinero al cobrar el seguro de vida de sus padres, a quienes él mismo causa la muerte en un accidente de automóvil. Con el dinero del seguro y gracias a su inteligencia, Luthor pudo construir a lo largo de los años su poderosa corporación, LexCorp, especializada en la tecnología (para la paz y para la guerra), pero que también tiene negocios en energéticos, comunicaciones, investigación científica y muchas cosas más, tanto legales como ilegales.


Más adelante, se modificó el aspecto de Luthor para hacerlo más atlético y juvenil. También se reinsertó su infancia en Smallville y su juvenil amistad con Clark Kent, además de que se agregó a su historia que la familia Luthor había sido prominente y adinerada por generaciones, pero que el abuelo de Lex lo había perdido todo con la crisis de 1929, y de ahí la pobreza en la que había nacido. Pero la idea era la misma: Lex Luthor, como Clark Kent, es un self-made man.

Luthor no sólo se ha hecho inconmesurablemente rico, sino que a los ojos de la sociedad es un empresario admirable por su talento y sus éxitos (piénsese en Steve Jobs, admirado por genio tecnológico, pero no menos por haberse hecho multimillonario), y la sangre que hay detrás de su fortuna es ignorada por el gran público. A pesar de que sus crímenes van desde el homicidio hasta la experimentación ilegal con seres humanos, desde el derrocamiento de gobiernos en países del tercer mundo hasta la destrucción de la misma ciudad de Metrópolis, Luthor es a los ojos del público una persona honesta, incluso un filántropo que hace generosos donativos a obras de caridad (¡Hey, no sabemos a cuánta gente habrá matado Steve Jobs…!). Superman a menudo logra frustrar sus planes, pero no consigue atraparlo ni acabar con su imperio criminal.

Para colmo, Luthor llegó a convertirse en presidente de los Estados Unidos, mediante una brillante campaña que se ganó los votos de las mayorías. Desde su posición como presidente, Luthor era prácticamente invencible. Eso fue en el año 2000, correspondiendo con la elección de George Bush, pues ya desde los ochenta los cómics de superhéroes llegaron a ser bastante críticos con el sistema (Punisher persiguiendo magnates de Wall Street, el Capitán América cuestionando la invasión a Panamá, la Liga de la Justicia negándose a intervenir en Irak…), y quizá ninguna crítica fue tan fuerte como ésta. ¡Básicamente, estaban diciendo que el pueblo de Estados Unidos era tan ingenuo y manipulable, que podían elegir al peor de los supervillanos como su presidente!


Claro, la megalomanía cegó a Luthor y, al tratar de destruir a Superman y Batman, él mismo se expuso ante los ojos del mundo y tuvo que huir. A partir de entonces Luthor volvió a su viejo papel de genio del mal que intenta matar a Superman, es frustrado en sus planes, llevado a prisión, escapa, se oculta, etcétera… Recientemente, con el más nuevo reboot de DC Comics, Lex ha vuelto a ser el magnate corrupto de antes.

Como podemos ver casi a simple vista, Lex Luthor representa a la perfección la faceta maligna del sueño americano, en oposición a la faceta luminosa que encarna Clark Kent. Luthor es el hombre que ha labrado su propio destino, sí, pero mediante actos deshonestos. No le ha importado destruir vidas en su paso siempre hacia una mayor concentración de poder y riquezas. Es absolutamente egoísta y está convencido de su propia superioridad y de merecerlo todo. Nada es suficiente para él: a pesar de tener más fortuna de la que podría gastar, y de tener el poder para hacer cualquier cosa, siempre necesita más. Su ambición no conoce límites y no le importa lo que tenga que hacer para satisfacerla.

De ahí viene su odio por Superman. El héroe es alguien a quien no puede comprar, intimidar o manipular: como Luthor es patológicamente posesivo, desea destruir aquello que no puede tener. Más aún, Luthor, con su concepción tan torcida y perversa del mundo, es incapaz de comprender los motivos ni los valores que guían al héroe. En una ocasión Luthor recibió la información de que Clark Kent era Superman. La rechazó por considerar absurdo que un ser tan poderoso pudiera elegir voluntariamente llevar una “vida mediocre” como un ser humano normal. Siendo egoísta y avaro, no concibe que la generosidad del Hombre de Acero sea verdadera. Por lo tanto, Luthor está convencido hasta la paranoia de que, como él, Superman quiere dominar el mundo. El que Clark haya tomado la decisión de servir en lugar de mandar es algo que Lex no puede concebir. Desde su propio punto de vista, Luthor es un terrícola que se ha esforzado mucho por conseguir lo que tiene y llegar a donde está, mientras que Superman un sucio inmigrante que trata de quitarle su legítimo derecho a dominar sobre este planeta.




Quiero añadir aquí que esta faceta de Lex no es del todo novedosa. Ha habido otros villanos que aparentan ser millonarios decente mientras cometen crímenes de forma oculta para todo el mundo, menos para los héroes, que por esa misma razón no pueden jamás llevarlos ante la justicia. Los mejores ejemplos son Norman Osborn, alias el Duende Verde, enemigo de Spider-Man, y Wilson Fisk, alias Kingpin, enemigo de Daredevil, ambos de Marvel Comics. No sólo eso, como ya habíamos visto, uno de los primeros enemigos de Superman era un magnate fabricante de armas.

El mismo Luthor, en su primera aparición, estaba trabajando con (una vez más) un industrial fabricante de armas para provocar una guerra entre dos naciones europeas, y así poder sacar su agosto. Además, desde sus primeras apariciones Luthor es representado como un individuo arribista y arrogante con gustos aristocráticos, como se puede apreciar por su vestimenta de lujo y su afición a los puros, entre otros detalles, tal como lo retrata magistralmente Gene Hackman en la adaptación fílmica de Superman 1978. Es decir, este aspecto siniestro del sueño americano ya estaba presente desde hace tiempo. Con todo, es el Lex Luthor de la Edad Moderna quien mejor lo encarna.



Entonces, ¿queda claro por qué uno es el sueño americano y el otro la pesadilla? Ambos son hombres que forjaron su propio destino y lograron llegar a lugares muy altos a partir de su origen humilde. Pero mientras que Clark lo hizo siempre de forma honesta, a Luthor no le importó la ética; mientras Clark ha preferido usar sus habilidades (como Superman y como periodista) para servir a los demás, Luthor sólo se sirve a sí mismo y se aprovecha de los otros. He ahí las dos caras del sueño americano. Ahora sólo nos queda preguntarnos: en este mundo real, vista la historia reciente de los Estados Unidos, ¿cuál es el sueño que más a menudo se ha hecho realidad? ¿El de Clark Kent o el Lex Luthor?





[1] Claro, existe como antecedente el relato titulado The Reign of the Superman, en el que el personaje epónimo es un villano, pero fuera del nombre no tiene nada que ver con nuestro Superman.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

EGO SUM QUI SUM: Cinco años de Cultura pop

NOTA: Publiqué esta entrada para el quinto aniversario del blog en 2012. Desde entonces he seguido añadiendo entradas nuevas a este índice de las que considero las más divertidas.




En mi anterior entrada, como parte de la celebración por el quinto aniversario de este blog, les compartí un catálogo de las que considero que son mis textos más importantes, por aquello de difundir ideas propositivas y todas esas cosas cursis. Ahora les quiero compartir una compilación de mis entradas sobre cultura pop que más me han gustado. Cine, literatura, cine, música, videojuegos, cómics, televisión y modas urbanas son algunos de los temas que abordan estos desvaríos escritos. Les iba a poner también enlaces a los Tops de Libros que hago cada año, pero mejor los mando a revisar la barra lateral del blog, no sean huevones. En fin, espero que las disfruten leyendo tanto como yo me divertí escribiéndolas.


La corporación: Una serie de entradas sobre las corporaciones más malvadas de las obras de ficción. Desde Umbrella Corp hasta LexCorp y muchas más, son un reflejo del temor que nos produce el enorme poder que tienen las corporaciones del mundo actual.

Familias animadas: La serie más popular de este blog, en la que hacemos un recorrido por las familias de las series animadas gringas, desde los Picapiedra hasta los Simpson y muchos más, y analizamos su evolución a lo largo de las décadas.

Fantasía erótica: Aquí les comparto la obra de algunos de mis artistas favoritos, tres grandes que realizaron obras de temas fantásticos, con una carga erótica que casi da electrochoques y una belleza inusual.

Venga a nosotros tu reino: Es un análisis de la novela gráfica Kingdom Come y de la reinterpretación religiosa del mito superheroico. Batman, Superman, la Mujer Maravilla... como nunca antes los viste.

La búsqueda onírica de la desconocida Kadath: Howard Phillips Lovecraft es mundialmente conocido por sus relatos de horror cósmico, pero sus obras ubicadas en su ciclo onírico son también maravillosas e imperdibles. 

¡En la luna! Para celebrar el 40 aniversario de la llegada del Apolo 11 a la luna, escribí esta entrada en la que comparto algunas obras de viajes lunares, desde especulaciones fantásticas de la Antigüedad, hasta cortos animados de Bugs Bunny.

¡Don Gato es mexicano! La serie animada de Don Gato fue un fracaso rotundo en los Estados Unidos, y un éxito masivo en México. ¿Por qué? Quizá porque Don Gato apela más a la cultura mexicana que a la anglosajona.

Animalitos con bubis: La entrada más exitosa de cuantas se han publicado en este blog, y que trata del Furry, el cual representa animales antropomorfos, incluyendo a hembras animales con cuerpos exquisitos, que los harán sentir incómodamente cachondos.

La casa de los originales monstruos: Amo el cine de terror de Universal de los años 30. Esta serie de entradas en un homenaje a esas películas, e incluye un top de las mejores que se hicieron por aquellos años.

Steampunk! Este subgénero de la ciencia-ficción y fantasía ha estado creciendo en popularidad en los últimos años. Escribí esta entrada con la intención a darlo a conocer, porque me ha llamado mucho la atención su concepto de "retrofuturismo".

¿Por qué la gallina cruzó el camino? Ustedes ya conocen el viejo chiste. Ahora veamos las respuestas que nos dan los astrólogos, los pseudocientíficos, los conspiranoicos de Internet, los postmodernos y Jodorowski, entre otros.

¡Qué difícil era ser superhéroe en los 90! Recordando mi infancia de comiquiero y fan de Superman. Acompáñenme de regreso a los 90, cuando ser superhéroe no era cosa fácil. Todo empezó cuando Superman mató a la muerte misma...

Los dioses negros de Asgard: La cultura pop gringa fue desde el comienzo bastante racista y xenofóbica. El tiempos recientes, tratan siempre de incluir personajes de "otras razas"... aún cuando no tiene el menor sentido...

Harry Potter y las vicisitudes del fenómeno de masas: Con motivo del estreno de la última película de Harry Potter, hice un pequeño homenaje a esta saga cinematográfica y literaria. Es también mi primera entrega de las entradas "Cosas que me cagan de..."

The Times They're A-Changin': Amo la música de los años de 60, así como me fascina la historia de la contracultura de esta década. Este post es una rápida exploración de ambos, junto con una selección de canciones cargadas de contenido social y rebelde.

Y Dios creó al simio a su imagen y semejanza: El Planeta de los Simios es una de mis películas favoritas de toda la vida. En esta serie de entradas hago un recorrido, con todo y análisis y reseñas de la cinta original, así como de sus refritos y sus secuelas.

Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra: Como a todo niño nerd, a mí me encantaban los dinosaurios. En esta entrada podrán leer sobre algunos libros y películas sobre estos gigantes prehistóricos, su representación en la cultura mediática y los errores más comunes que se cometen al respecto.

Drácula vs Van Helsing: Una recorrido por siete imperdibles adaptaciones fílmicas del clásico literario Drácula, y cómo cada una representa la rivalidad entre el vampiro y su archinémesis, el profesor Van Helsing.

Utopía zombi: Los zombis han estado muy de moda desde el inicio de este siglo. ¿Por qué será? Quizá porque, de forma inconsciente, estamos anhelando que llegue el Apocalipsis Zombi.

Action Comics #1 y el mito fundacional del superhéroe: ¿Creen que conocen a Superman? Chequen esta lectura crítica de su primera aparación, cuando Superman era presentado como "el campeón de los oprimidos".

El cómic como literatura iniciática: De cómo las historietas pueden ser una valiosa herramienta para iniciar a las personas en la lectura... la buena lectura.

Geek es el nuevo cool: Ser un nerd era como estar apestado en décadas (¡siglos!) anteriores. Ahora parece estar de moda, pero ¿por cuánto tiempo? ¿Y qué significa todo esto en primer lugar?

Pecado sexual: ¿Por qué las religiones, en particular las derivadas del cristianismo, ha insistido en tener al sexo como lo más bajo y sucio de a condición humana? Veamos...

¡Elemental, mi querido Doyle! Un recorrido por la vida y obra del creador de Sherlock Holmes, su biografía y personalidad, sus trabajos holmesianos, sus otros textos y el impacto que ha dejado en la cultura mediática contemporánea.

Cosas que me cagan de Star Wars: Amo esta gran saga cinematográfica. Pero tiene varias cosas que simplemente me sacan de quicio. Aquí en orden ascendente.

Literatura marciana: En el siglo XIX comenzaron los viajes a Marte... en la literatura. Veamos cómo esos primeros escritores representaron el Planeta Rojo entre 1880 y 1912.

Walt Disney: Para que vean que el creador de Mickey Mouse era un maldito genio, les dejo con una semblanza de su vida y su obra, de cómo le fue a los estudios Disney sin su fundador, y con dos Top 10 de sus mejores películas.

Bradbury, Poe, Marte y los incendiarios de libros: El gran maestro de la ciencia ficción, Ray Bradbury, temía un futuro sin libros y sin imaginación. Para representar este futuro, recurrió a la figura de Edgar Allan Poe y al fantástico planeta Marte.

Terceras partes nunca fueron buenas: ¿Se han fijado que en la mayoría de las trilogías el capítulo central suele ser el mejor y el tercero el menos bueno? ¿Por qué será? Quizá encontremos aquí la respuesta...

Mis cuentos favoritos de Borges: El argentino Jorge Luis Borges es uno de mis escritores favoritos, y éstos son mis cuentos predilectos. Con comentarios y enlaces para leer cada uno.

El Necronomicón en la Biblioteca de Babel: Según Lovecraft, una de las pocas copias del Necronomicón se encontraba en una biblioteca en Buenos Aires. Quizá es allí donde Borges la leyó. Esta serie de entradas trata sobre las obras de dos de mis autores favoritos, contrastadas, comparadas y reconciliadas. Con enlaces para leer los cuentos originales.

Cuentos de horror clásicos que hay que leer: Una compilación de cuentos de terror imperdibles para quien quiera iniciarse en la literatura de este género, desde su nacimiento en tiempos del Romanticismo, hasta su culminación en la Era Pulp. Con enlaces para leer cada cuento original.

Clark Kent, Lex Luthor y el Sueño Americano: Una reflexión de cómo el más grande superhéroe gringo y su más grande rival son las encarnaciones de los lados opuestos del Sueño Americano.

Los momentos más sublimes de "El Señor de los Anillos": El título lo dice todo; es mi top personal de los momentos más impresionantes, conmovedores o hermosos de la saga cinematográfica basada en la obra de Tolkien.

Girl on girl action: En los medios las imágenes que erotizan la acción chica-chica son cada vez más comunes, ¿qué pedo con eso? 

Cosas de Batman que no tienen sentido: Crecí amando los cómics de Batman. Pero con el tiempo uno se da cuenta de que hay muchas cosas que no tienen sentido en lo absoluto. Por ejemplo...

Ideología y política en Star Wars: Aquí sí me la volé. Una serie épica de cinco partes en las que analizo el contenido político e ideológico de la saga de Star Wars, desde la República hasta la caída del Imperio.

Los magos del cine: Convencido de que el arte de los efectos especiales es fundamental para la magia del cine y que éste no ha sido valorado como se merece, les expongo algunos ejemplos de los grandes ilusionistas de la pantalla grande.

Enter the Matrix: Un largo debraye sobre The Matrix, sus contenidos filosóficos y su legado en la cultura pop, así como una reseña de cada una de sus partes.

Scooby-Doo: Historia de una de mis caricaturas favoritas, en todas sus encarnaciones, desde la década de los 70 hasta nuestros días.

Con V de Venganza: La genial novela gráfica que dio pie a la popular adaptación cinematográfica, que a su vez dio símbolos a luchas juveniles en todo el mundo. ¿Qué hay detrás de la máscara de V?

World's Finest: A veces me preguntan cuál es mi superhéroe favorito. ¿Batman o Superman? ¿Ambos o ninguno? Aquí trato de responderme mientras los voy comparando en sus características como herederos de dos tradiciones distintas.

¿Por qué Peach no le da sexo a Mario? Si eres de los que se han hecho esa pregunta, esta entrada es para ti. Zerdo mizojino ¬¬

Monstruos: La criptozoología, la búsqueda de monstruos como Nessie y Pie Grande, es mi pseudociencia favorita. En esta entrada les platico de algunos de los críptidos más famosos y de cómo es muy poco probable que existan por ahí.

Alicia en los muchos Países de las Maravillas: Para el 150 aniversario de la publicación de las aventuras de Alicia preparé este recorrido por las encarnaciones de nuestra niña rubia favorita por los diferentes medios, desde el cine hasta el cómic, desde los cuentos infantiles hasta el porno.

Marvel vs DC vs Marvel vs DC: ¿Marvel o DC? Ambas compañías han contribuido al desarrollo del cómic de superhéroes a lo largo de las décadas. La mayor parte del tiempo son rivales, pero de vez en cuando han hecho mancuerna para traernos grandes historias.

Todos fuimos otakus: Hubo una época en la que todo mundo estaba pendiente de las series animadas japonesas de moda. Desde Los Caballeros del Zodiaco, pasando por Dragon Ball Z hasta Pokémon, toda una generación se entregó al encanto de los dibujitos nipones. Luego se convirtió en la obsesión de una subcultura de loquitos. ¿Qué pasó?

Y vivieron felices para siempre: Los cuentos de hadas y la forma en la que han sido interpretados y reinterpretados en la cultura pop a lo largo del último siglo, incluyendo las tendencias recientes de "adultizarlos" y de la vuelta a lo tradicional.

El culo de la Mujer Araña: Una de mis entradas más populares de los últimos años, trata sobre el sexismo en la representación de los personajes femeninos en los cómics. ¿Existe tal sexismo? Si es así, ¿qué tan malo es? En dos entregas trato de abordar los diferentes puntos de vista y ofrecer una respuesta sensata. Incluye muchas imágenes de superheroínas en trajes ajustados.

Formas en las que la ciencia nos ha arruinado a los dinosaurios: La cultura pop nos ha dado una imagen de los dinosaurios que ha alimentado nuestras fantasías y nos ha hecho soñar. Luego llega la ciencia a decirnos la verdad y lo arruina todo.

¡Santa ciencia! La teoría del viaje en el tiempo en Volver al Futuro: Para el aniversario de una de mis sagas cinematográficas favoritas, me tomé la molestia de armar una teoría del viaje en el tiempo que explicara TODO en estas películas. Éste es el innecesariamente nerdoso resultado.

La literatura de las ideas: La ciencia ficción importa. En esta entrada hablamos de cómo puede tener un impacto cultural positivo para la sociedad, pues este género es, más que ningún otro, en el que las ideas cuentan.

¿Por qué estudiar la cultura pop? No sólo porque es divertida, sino porque al entenderla podemos entendernos a nosotros mismos. Justamente ahora la cultura pop pasa por una época muy interesante y vale la pena prestarle atención.

Música para conquistar el mundo: ¿Cuál es la música que quieres tener de fondo cuando estés invadiendo a tus enemigos? ¿O cuando estés jugando Risk? Checa esta selección de piezas clásicas para iniciar tu carrera como megalómano.

Crossing over / Encuentros extraños: Cuando dos personajes provenientes de diversas obras se encuentran, puede ser muy emocionante o una completa decepción. Aquí podrás ver a Batman luchar contra Depredador, a los X-Men enfrentarse a los Wild C.A.T.s, a Superman cambiar lugares con Tarzán, o a Punisher conocer a Archie.

El amor es una cosa horrible: Si no me creen, revisen esta selección de clásicos cinematográficos que nos muestran todas esas cosas espantosas que vienen con las relaciones románticas. Infidelidad, abuso emocional, violencia física, obsesiones, parafilias, decepción... Todo está aquí.

1984: Las pequeñas distopías cotidianas: La obra clásica de George Orwell nos habla de un futuro controlado por un estado totalitario. No es necesario llegar a tales extremos para percibir las pequeñas muestras cotidianas de totalitarismo que se hallan en nuestra actualidad.

Lo que a ti te gusta es mover el culo: Pinche reguetón. Aparte de feo es misógino. ¿Pero no mucha música lo es? Pues sí, pero además de eso, el reguetón es culero. Entonces te atacan por clasista. Nada que ver. Lo que pasa es que a ti te gusta mover el culo.

Ciencia ficción para tiempos rebeldes: Vivimos tiempos muy interesantes y es curioso el papel de la cultura pop en este escenario. Algunas películas de ciencia ficción de los últimos años han capturado el espíritu de una generación rebelde e inspirado actos de resistencia contra el autoritarismo.

King Kong: En el corazón de las tinieblas: Una de mis historias favoritas es la del gorilota en la isla de dinosaurios. Mucho más que una gran peli de aventuras, se ha convertido en una alegoría contra el imperialismo. Por eso, aquí la analizamos a la sombra de El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad.

Bellas y Bestias: La imagen está presente en los afiches de películas de terror, en las portadas de los libros pulp y los cómics, en la mitología antigua y en la moderna pornografía. Monstruos teniendo sexo con mujeres hermosas. ¿Por qué? ¿Cuáles son las raíces culturales y psicológicas de este lugar común?

¿Qué es una película de terror? Nos gusten o no las películas de terror, a menudo es difícil definir en qué consisten. ¿Se trata del miedo? ¿Del tipo de personajes? ¿De la estructura narrativa? Veamos.


Ahí los tienen, amigos. Lléguenle y luego me dicen qué les parece. Sólo me queda agradecerles de nuevo por estos años que me han estado acompañando. Esperemos que nos sigamos leyendo otros muchos. ¡Salud!

sábado, 17 de noviembre de 2012

EGO SUM QUI SUM: Cinco años de despotriques

NOTA: Escribí esta entrada para celebrar el 5to aniversario del blog en noviembre de 2012. Desde entonces otras nuevas entradas han pasado a formar parte de la lista de los que considero mis textos más importantes, y así lo seguiré haciendo año con año.



Hoy, justamente este sábado 17 de noviembre del año 2012, este Blog de ustedes cumple cinco añotes de haberse iniciado en este mar tormentoso, esta máquina de amor y de odio que son los Internetz. No  pensé que llegaría tan lejos. Lo concebí como una forma de sacarme del sistema las ocurrencias que me venían a la mente, algo así como el Pensieve de Dumbledore.

Todo empezó cuando Raúl me heredó el periódico mural de la Escuela de Humanidades de la Universidad en la que estudiaba. Quise continuar con su labor de manera honrosa, y tenerlo siempre lleno de material que valiera la pena. Como género, el ensayo nunca antes me había interesado, ni lo había practicado fuera de los trabajos escolares; yo siempre quise ser escritor de narrativa y ficción (por eso también abrí mi blog de creación literaria). Ahora me encontraba escribiendo breves artículos y ensayos de opinión y divulgación sobre temas tan variados como los que pueden leer en esta bitácora.

Pero llegó el tiempo en que debía terminar mis estudios, y entonces le heredé el periódico a Joaquín (ahora él es editor de Replicante y yo sigo en este pinchurriento blog, ¿qué salió mal?). Pero él lo perdió casi de inmediato contra un grupo de fundamentalistas chairos conocidos como Revolución y Verdad, o algo así, que sólo usaban el periódico para sus panfletos. Me enteré de ello cuando se me ocurrieron dos textos simpáticos que le envié a Joaquín para que los colgara en el periódico mural. Ya no era posible.

Me di cuenta de que la única forma de acallar el zumbido de ideas que revolotean en mi mente como avispas molestas era vomitarlas, es decir, escribirlas y ponerlas al alcance de quien quisiera leerlas. Entonces me decidí a iniciar este blog. Miren, aquí está la primera entrada.

En un principio, mi intención era ser leído por mis amigos intelectualoides; escribía sobre todo y sobre nada, sin ningún orden, privilegiaba los despotriques y las quejas sobre cosas que me hacían molestar, no solía revisar un texto antes de publicarlo, no tenía cuidado en verificar mis fuentes y hacía afirmaciones muy temerarias.

Con el tiempo fui ganando lectores, y eso me hizo empezar a tener un sentido de la responsabilidad, nacido no sólo del miedo a hacer el ridículo, sino del temor a proporcionar información falsa o ideas estúpidas. Sentía que mis lectores merecían textos de calidad, bien escritos y bien revisados. Aprendí a moderar y matizar mis declaraciones, a no escribir tanto "las cosas son así", sino "yo creo que las cosas son así" o "por lo tanto, podemos concluir que las cosas son así". Con el tiempo empecé a escribir textos que yo creía que pudieran ser leídos hasta mucho después de haberse publicado, y ya no me interesaba tanto hacer textos coyunturales o anecdóticos.

Por momentos he sentido que un espacio en el que lo mismo se habla de cómics y videojuegos, que de ciencia y cultura, y de sociedad política, parecería ridículo y poco serio. Es decir, ¿cómo confiar en las opiniones políticas de alguien que la semana pasada estaba hablando de Los Vengadores? Pero luego me fijé en que muchas revistas tienen secciones variadas que van desde los temas "serios" hasta la cultura pop, y nadie tiene problemas con eso. Supongo que este blog vendría a ser una revista como ésas, aunque claro, mucho más modesta y con sólo un columnista.

Quiero agradecer a todos mis lectores por esto, a los que siempre comentan y a los que nunca lo hacen, a los que siempre me echan porras y a los que siempre me llevan la contraria. Todos ustedes  han hecho posible que siga escribiendo después de cinco años, y me han ayudado a crecer. No puedo dejar de mencionar a todos los otros blogueros, de quienes he aprendido muchísimo. Todos ustedes que están en mi blogroll, los que escriben seguido, los que rara vez lo hacen, y los que llevan más de un año sin acercarse a Blogger.

Por último, pero no menos importante, quiero agradecer a mi entonces novia / hoy esposa, quien me ha soportado en muchos momentos de neurosis y que me ha dado momentos para poder desperdiciarlos en esta mamada.

Y ahora, porque usted lo pidió, una selección de los que, a mi gusto, son las entradas más importantes que he escrito:


Compre una ideología: El tercer post que publiqué y uno de los pocos de aquellos días que no me causan vergüenza. Es una sátira de cómo muchas personas abandonan el uso de la razón y le dejan todo el trabajo de pensar críticamente a ideologías prefabricadas.

La izquierda según la derecha: Gente que no sabe ni de qué se trata ser de izquierda, pero ahí andan diciendo tonterías. Esta entrada va sobre cómo la izquierda no es lo que dicen los derechosos que sea.

Sobre fundamentalismos: Una serie de cuatro entradas sobre las actitudes fundamentalistas. Las hallamos de todo tipo, desde la religión hasta la política y desde la izquierda hasta la derecha. Es una invitación a mantenernos alertas para darnos cuenta de cómo nuestras propias ideas pueden ser fundamentalistas.

¡Ciencia! Es otra serie de cuatro entradas sobre la importancia de la ciencia en una sociedad, de cómo el conocimiento científico y el uso de la razón pueden protegernos de supersticiones perniciosas, de porqué es importante que un país apoye la investigación científica y que los ciudadanos de una democracia tengan un mínimo de conocimientos científicos. También trata de rebatir la opinión de que la ciencia es sólo otro sistema arbitrario de creencias.

Crisis económicas de ayer y hoy: Aquí me metí en los escabrosos terrenos de la economía, disciplina que estoy muy lejos de dominar. Decidí abordar el tema de la crisis económica de nuestros tiempos desde una perspectiva que no me es del todo ajena: la historia. Entonces comparo sus causas y consecuencias con la crisis económica de 1929.

Mi última acción como profe: Cuando me retiré temporalmente de la docencia escribí una entrada sobre los problemas que pueden encontrarse en las escuelas privadas de México y que son parte de las causas que nos tienen jodidos como nación. Ahora, tras cinco años de ser maestro, veo que esos problemas siguen siendo los mismos.

Los gringos son los malos: Los mexicanos podrán no entender mucho de historia o de política, pero su antiyanquismo es inconmovible. Aunque repudio el imperialismo yanqui (o de cualquier otro origen), hay que aceptar que no siempre son los gringos los que están detrás de todo lo malo que nos ha pasado.

Nosotros y los malvados: Una de mis primeras entradas "sesudas", en las que invito a reflexionar sobre esa falsa división del mundo entre "los que están con nosotros" y "los que están contra nosotros", y que en realidad el mundo es más complicado que eso. Está dirigido a personas de todos los espectros ideológicos, para que vean dentro de sí (ay qué cursi sonó), y miren si han caído en estas actitudes.

James Lawson: Enseñanzas de un revolucionario: En una ocasión tuve la oportunidad de asistir a una conferencia con James Lawson, activista por los derechos civiles y colaborador de Martin Luther King. Éstas son enseñanzas que todas las personas deberían conocer, en especial aquéllos que dicen que quieren cambiar al mundo.

Políticamente incorrecto: De cómo la corrección política es pura mojigatería moralina que confunde crítica con censura, demerita la libertad de expresión y no logra su objetivo de acabar con la discriminación. De cómo las palabras sí pueden ser violentas, pero de cómo a menudo el alboroto es mame.

Sobre héroes y tumbas: Es una reflexión de cómo anteriormente nos enseñaban a idolatrar héroes y odiar a los villanos, cómo luego caímos en una posición pesimista y cínica de creer que todas las figuras históricas son igualmente despreciables, y de cómo es necesario considerar las cosas en su debida proporción para encontrar el justo medio.

El zapoteco y el mixteco: De niños nos enseñaron a adorar a Benito Juárez y odiar a Porfirio Díaz y mucha gente se lo tragó. El gobierno panista invirtió la ecuación y mucha gente se lo tragó (y además creyeron que lo habían descubierto ellos solitos). Aquí hago una breve valoración de ambas figuras históricas.

Lecciones de política de la Grecia antigua: Un rápido recorrido por una colección de citas selectas de las obras de filosofía política de Platón, Aristóteles y Demóstenes, cuyas ideas siguen siendo vigentes y deben de tomarse en cuenta. Les va a hacer pensar.

Filosofía de la ciencia, postmodernismo y pensamiento crítico: Es una serie de entradas en las que critico el paradigma postmodernista y su relación con la filosofía de la ciencia a partir de lo que aprendí de una buena colección de cinco libros, reseñados en esta misma serie.

La falacia del falso dilema: La primera de mis lecciones de lógica. El falso dilema es un error de razonamiento que nos hace pensar que dos opciones son las únicas y que son mutuamente excluyentes, cuando en realidad existen muchas otras posturas. Ideal para gente clavada en las ideologías políticas.

¡Malditos intolerantes! ¿Por qué no pueden pensar como yo? En la que trato de la tolerancia, la verdadera tolerancia, y de cómo la búsqueda de un mundo en el que todos piensen igual es una despropósito peligroso. Nos queda sólo aprender a aceptar al otro.

La Era de los Imperios: Una reflexión acerca de los imperios y del imperialismo, de cómo la paz se ha buscado a través de la conquista, cuando debería buscarse a través de la libertad y la hermandad.

World Wide Webolution: Una serie de tres entradas sobre cómo Internet puede ser el arma para hacer avanzar la democracia, formar una sociedad del conocimiento y transformar el mundo. Inicio con una introducción sobre os diversos medios que el ser humano ha utilizado para almacenar y transmitir conocimiento, continúo con la valoración de Internet como la Enciclopedia soñada por los filósofos de la Ilustración y termino con su potencial como herramienta para iniciar revoluciones.

Sobre la infalibilidad de la Biblia: Reflexionando un poco sobre la Biblia, con sus contradicciones e incoherencias, podemos derribar el dogma de su infalibilidad y combatir el fanatismo religioso. Que no hay forma de creerla literalmente, pero que de todos modos no se trata de eso la cosa.

Breve historia del PRI: De cara a las elecciones de este 2012 me dispuse a escribir una breve historia del partido político que gobernó a este país por 70 años. Se convirtió en una de las entradas más populares del blog.


De porqué sí es necesario que un gobernante sea culto: En la que sostengo que un gobernante debe tener conocimientos para sacar adelante a su país, trato de derribar la idea de que "no importa que sea un pelmazo iletrado", y para ello menciono ejemplos en los que Calderón metió la pata en grande por causa de su ignorancia.

Breve reflexión sobre el papel del intelectual en la sociedad contemporánea: ¿Para qué sirven los intelectuales? En un mundo de hiperespecialización, creo que los intelecuales sirven para crear los nexos en las diferentes ramas del saber, y por ello están obligados a saber un poco sobre todo. 

Los grandes libros del mundo occidental: De la idea de educación liberal, como una que busca el desarrollo integral de todas las capacidades del ser humano, y de cómo los grandes libros que se han escrito deberían formar parte de dicha educación.

Recursos humanos de alto nivel: De la idea educación que se tiene en nuestro país, que reduce a los alumnos a "recursos humanos" para ser utilizados en una empresa, cuando debería buscarse la formación de ciudadanos.

Diez documentales que hay que ver para entender el mundo actual: Desde la economía hasta la ecología, desde la guerra hasta la educación, estos diez documentales tratan temas básicos para entender (y transformar) el mundo actual.

Crónica de una Revolución Global: Desde 2011 y hasta los últimos meses, he estado reuniendo información y escribiendo varias entradas sobre los diversos movimientos sociales que ha ocurrido alrededor del mundo por esos días, desde la Primavera Árabe hasta Occupy Wall Street y desde los Indignados hasta Anonymous. En esta entrada hago un resumen de e incluyo enlaces a todas las otras entradas que escribí por esos días así como a muchos otros textos, análisis y reportajes escritos por mentes más capaces.

Crónica de una transición: Una colección de entradas sobre la transición presidencial del 2012, desde el espontáneo y efervescente movimiento juvenil que estalló a mediados de ese año contra la mafia informativa, el PRI y su guiñapo Peña Nieto, hasta las elecciones en sí y los disturbios. Escribí varias entradas al respecto, y pueden encontrar los enlaces a todas ellas en ésta.

Carl Sagan, la Biblioteca de Alejandría y tú: De cómo todos podemos ayudar a construir una sociedad mejor a partir del aprendizaje y la difusión del conocimiento, teniendo como ejemplo al gran divulgador de la ciencia, Carl Sagan.

Un rápido curso de lógica práctica: Como me parecía que a este mundo le falta pensar con claridad, escribí esta entrada sobre lógica, para tratar de explicar en qué consiste esta ciencia, cuáles son sus principios y, sobre todo, cómo podemos aplicarla en la vida real.

Mientras tanto, en México... Por varios días estuve reuniendo información estadística sobre México y qué tan jodido está. Aquí están los números sobre el lugar verdadero que ocupa México en el mundo y no podemos dejar de preguntarnos cómo una de las 20 economías más ricas del planeta puede ofrecerle una calidad de vida tan pobre a sus habitantes. La pregunta del millón es: ¿somos un país subdesarrollado porque somos personas subdesarrolladas?

Sobre una muy pobre concepción de la riqueza: Esta entrada trata de una idea muy pobre sobre lo que es la riqueza y de cómo ello ha contribuido a que formemos una sociedad injusta e inequitativa, en contra del mito de que los ricos lo son sólo por sus méritos y que los pobres lo son porque quieren.

La mariconización de la sociedad: Hablo sobre el bullying, de las quejas de los que creen que la sociedad se está mariconizando porque cositas de nada como la violencia entre pares ya no está bien vista, y de cómo la realidad es que nos estamos civilizando un poco más, aunque les duela a los primitivotes de la ley del más fuerte.

Debilidades mentales: Un par de entradas sobre ciertas debilidad cognitivas que padecemos los seres humanos, y de cómo nos hacen caer en errores, creencias irracionales y nos hacen susceptibles a la manipulación.

Hay que estar más informados y menos opinionados: Tendemos a aferrarnos a nuestras opiniones como si fueran verdades indiscutibles. Además, nuestras opiniones se adecúan a nuestras simpatías y antipatías, creencias y prejuicios, y no a los hechos y las evidencias. Ésta es una entrada para pensar al respecto, con ejemplos de la desinformación que se da en las redes sociales.

Todos tienen derecho a opinar... ¡Y yo opino que tu opinión es estúpida! Que tengas derecho a decir lo que quieras no significa que eso que dices esté libre de poder ser criticado. Que la crítica no equivale a una censura, y que está bien criticar, pero no coercionar para acallar discursos que no nos gustan.

No es sólo la escuela: Para comprender el éxito de algunos países en educación, debemos mirar no solamente a planes de estudio o estrategias pedagógicas. Si vivimos en una sociedad en la que no le valora el conocimiento, en que las familias no fomentan la lectura, en que no se acostumbra a visitar museos o bibliotecas, en que los medios de comunicación transmiten contenidos de calidad ínfima, no hay mucho que la escuela pueda hacer...

El día en que el mimo rompió el silencio: En una época casi olvidada en la Hitler era admirado en medio mundo, incluso Estados Unidos, el mimo más grande de todos los tiempos, Charlie Chaplin, hizo algo inédito: habló.

Las otras fuerzas del Eje: Cuando nos enseñan sobre la Segunda Guerra Mundial, nos mencionan que el Eje estaba compuesto por Alemania, Italia y Japón. Pues aquí están todos los demás, los otros fascistas, los estados títeres y los que estaban ahí de pura casualidad. Una amplia entrada sobre las complicaciones de la 2GM.

La vital diferencia entre especular e investigar: Cuando se tratan de asuntos importantes que afectan las vidas de las personas, uno no solamente debe emitir sus opiniones y razonamientos, por más que éstos sean coherentes; son necesarias las evidencias. En un mundo de redes sociales llenas de opiniólogos dados a especular mucho e investigar muy poco, esta entrada va en defensa de la buena investigación.

Es más complicado de lo que piensas: Política Nacional y Es más complicado de lo que piensas: Geopolítica. Tendemos a interpretar los asuntos de política como conflictos entre buenos y malos, o a explicarnos todos los acontecimientos como producto de la voluntad de un grupo perverso. Pero en un mundo en el que las opiniones del ciudadano común son cada vez más visibles y tienen mayor repercución gracias a las leyes sociales, no podemos darnos el lujo de seguir teniendo visiones maniqueas y simplistas de lo que sucede alrededor. Estas entradas tienen el propósito de ilustrar, tomando como ejemplo e conflicto magisterial en México y la guerra civil en Siria, que la política nacional y la geopolítica son más complicadas de lo que piensas.

¡Falacias! ¡Falacias everywhere! Un extenso curso para aprender a identificar las falacias lógicas más comunes. Mucha gente ahora ya conoce los nombres de las falacias, pero no las sabe detectar o cree que por ladrar nombres de falacias a lo tonto ya está ganando un debate. Aquí encontrarán amplias explicaciones de lo que consiste cada una con ejemplos de diferentes ámbitos de la vida.

...Y entonces mataron a Franz: A 100 años del estallido de la Primera Guerra Mundial escribí varias entradas al respecto, de las cuales ésta es la más importante, pues en ella les relato con humor los vericuetos que llevaron a que se diera la guerra, desde mediados del siglo XIX hasta que mataron al pobre de Franz. Incluye enlaces a las varias entradas que he estado escribiendo en conmemoración por el centenario de esta gran catástrofe.


#YaMeCansé: Todo lo que tengo que decir sobre Ayotzinapa: De verdad, todo lo que tenía que decir sobre la matanza de estudiantes normalistas de Ayotzinapa y la crisis que se ha generado en México a partir de la misma. Abordo varios puntos, desde la desaparición de los estudiantes en sí, hasta las críticas que desde la oficialidad se ha hecho al movimiento que surgió a finales de 2014 y que puso a sudar al gobierno de Peña Nieto.

¿Qué significa "No se olvida"? Una reflexión sobre el movimiento estudiantil de 1968, la matanza de Tlatelolco y la importancia que su recuerdo sigue teniendo para la juventud mexicana, en especial para los que tienen el afán de cambiar el mundo. Incluye enlaces a otras entradas que he escrito al respecto.

Richard Dawkins nos da una breve lección de lógica: Dawkins puede ser un viejo mamón y altanero, pero sigue siendo un intelectual muy lúcido, y en esta entrada demuestra cómo puede barrer la calle con sus críticos, de paso mostrándonos la vital importancia del pensamiento lógico y racional cuando se habla de temas delicados.

¿Por qué Internet está lleno de imbéciles? Seguramente todos nos hemos hecho esa pregunta alguna vez. Hay varias respuestas, que van desde un fenómeno psicológico muy común hasta las estructuras de transmisión social del conocimiento, pasando por la simpleza del anonimato.

Ciencia y superstición. Espiritualidad y materialismo: A la gente le da por decir que no creer en cosas sobrenaturales hace que la vida sea vacía y carente de sentido, mientras que creer en la magia, las energías o las tradiciones antiguas equivale a ser espiritual. Son tonterías.

El conocimiento es social: El valor del conocimiento más mucho más allá de los beneficios que reporta a las personas que lo tienen. De hecho, su valor es social. Aquí explico lo que quiero decir con eso.

¡Derechairos, derechairos everywhere! Ahora está de moda burlarse de los "chairos", o sea de los izquierdistas mensos y radicales. Esto nos ha llevado a pasar por alto a los igualmente (o más) deleznables derechairos, los mensos de la derecha, en toda sus categorías, desde los mochos religiosos hasta los libertariasnos y los hateos vriyantes.

Truthers: Cuidado con los verdadosos: En Internet proliferan las teorías de la conspiración. Es tiempo de hacer un llamado a la razón para no dejarnos engañar por oscuros individuos que prometer tener la verdad verdadera que todos los demás ocultan.

Entender el mal: Los últimos años han visto un recrudecimiento del terrorismo islámico. Ante la marejada de opinionismo de Internet, de una izquierda que quiere culpar de todo a Occidente y de una derecha que quiere reducirlo todo a un problema de religiones, es importante aclarar el pensamiento y establecer hechos básicos.

Los monstruos de la razón: Francisco de Goya alguna vez dejó un críptico mensaje, "el sueño de la razón produce mosntruos". ¿Qué significa esto? Aquí una exploración de las posibles interpretaciones, la romántica, la racionalista y una personal. Sobre todo, se trata de la importancia de no despertar a los monstruos.

¿Habríamos sido esclavistas? Quizá creas que de haber vivido en tiempos de la esclavitud te habrías manifestado en su contra, pero ¿cómo saberlo? ¿Cuál es el equivalente a la esclavitud de nuestros días que dejamos pasar sin conmovernos demasiado?

El lado oscuro de la utopía: La utopía está en el horizonte, nunca podremos alcanzarla, pero nos sirve para caminar. Sin embargo, ¿qué pasa cuando creemos tener la receta infalibe para crear la sociedad perfecta, y que entonces todo sacrificio vale la pena con tal de alcanzarla? He aquí el lado oscuro del paraíso.

Una entrada de blog no cambiará al mundo: En efecto, un solo texto no tiene el poder de cambiarlo todo. La mente humana se resiste, a menudo de forma violenta, a que se le cuestionen las creencias que ya ha establecido. Pero no se trata de eso, sino de contribuir a generar un clima intelectual que haga posible el progreso humano.

Feminismo: He aprendido algo sobre feminismo gracias a la paciencia de algunas amigas mías. ¿Patriarcado? ¿Feminazis? ¿Cultura de la violación? ¿Igualitarismo? En este par de entrada trato de exponer con claridad en qué consiste, rebatir algunas creencias erróneas al respecto y exponer de qué va el feminismo en el que yo creo.

Tu opinión se llama homofobia: Sí, es tu opinión y tienes derecho a expresarla. Pero las opiniones pueden ser homófobas, y que alguien te diga que lo son no significa que estés siendo perseguido. Ten en cuenta que la ciencia no está de tu parte y que con toda seguridad vas a perder.

Si un árbol cae en medio del bosque... La trillada pregunta de aparente sencillez puede ser el inicio de una verdadera reflexión filosófica. Por eso la uso como introducción en mis clases de filosofía. ¿Cuál es la importancia y utilidad de esta asignatura? Discutámoslo.

¿Quién le teme al marxismo cultural? Hoy en día se habla mucho de marxismo cultural, pero nadie tiene idea de lo que es. Escarbamos un poco y nos encontramos con una teoría de la conspiración ridícula promovida desde los rincones oscuros de la ultraderecha.

Kennedy y los cañones de agosto: La tercera guerra mundial se evitó en parte porque John F. Kennedy comprendió las causas de la primera. Es sólo un ejemplo de la importancia del conocimiento de la historia por parte de líderes y ciudadanos.

Los peligros del sentido común: El sentido común es el mejor de los sentidos. Pero además sucede que los demagogos apelan al "sentido común" de la gente para ponerlos en contra del conocimiento adquirido por los científicos y otros expertos. Porque resulta que la realidad es compleja y a menudo el sentido común no basta.

El complejo de Galileo: A Galileo lo persiguieron y reprimieron porque sus ideas científicas atentaban contra el dogma de su época. ¿Significa que todos ellos que son rechazados por el consenso científico son como modernos galileos? No, no lo son.

De la Primavera Democrática al Invierno Fascista: La década de los dosmildieces parecía anunciar una nueva época con el estallido de movimientos sociales por todo el globo. Pero a la mitad empezamos a ver el surgimiento de una reacción ultraconservadora y a menudo de plano fascista, desde el Estado Islámico hasta los neonazis de Trump.

La falacia del mundo justo: Nos gusta pensar que todas las cosas pasan por alguna razón, que al final los buenos serán recompensados y los malvados serán castigados. A la inversa, pensamos que a los que les va bien se lo han ganado y lo mismo a quienes sufren desdichas. Bueno, pues todo esto son supersticiones, que por desgracia se extienden a lo económico: "los pobres son pobres por qué quieren". Veamos por qué pensar así está muy mal y tiene consecuencias peligrosas.

No hay justicia como la de una turba iracunda: Internet nos ha convertido a todos en vigías y jueces de todos los demás. Una herramienta que debía haber servido para mantener vigilados a los poderosos se ha convertido en una forma de linchar virtualmente a los antipáticos o imprudentes. La justicia vuelve a depender de las emociones de los indignados.

Un golpe de retórica no abolirá la ciencia: Es muy común que haya quien intente negar la validez de hallazgos científicos utilizando solamente retórica. "Esto no puede ser verdad porque conviene al capitalismo", "Esto no puede ser verdad porque tiene implicaciones sexistas", son argumentos comunes. Pero el que un descubrimiento científico sea contrario a tus creencias ideológicas no significa que sea falso.

Las pensadoras: El sexismo ha excluido a grandes mujeres de la historia del arte y del pensamiento. Esto especialmente grave en lo programas de estudios escolares. Por eso, aquí tienen una selección de 12 filósofas que deberíamos estudiar en la preparatoria, desde la Antigüedad hasta el siglo XX.



Bueno, pues lo único que me resta es agradecerles de nuevo y esperar que todos estos años hayan sido de su agrado, y que mis diarreas mentales les hayan proporcionado alguna que otra idea valiosa. ¡Salud!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails