martes, 29 de agosto de 2017

Batman y Harley Quinn



Hey, amigos. Ego aquí. Hace tiempo que no tenemos una colaboración en este blog. Hoy le toca el turno a mi camarada y editor en Voz Abierta, Armando E. Torre Puerto, que nos trae, justo para el anuversario 25 de Batman: The Animated Series, su reseña de la peli animada que nos lleva de regreso al Universo Animado DC. Disfruten y no dejen de visitar su fabuloso blog sobre cómics, Ralph Dibney, The World-Famous Elongated Man.

______

Dada la popularidad de sus protagonistas, Batman and Harley Quinn es una película que lo tenía todo para ser el regreso perfecto al Universo Animado de DC, justo a tiempo para celebrar su 25º aniversario... pero se quedó corta. El concepto, aunque potencialmente bueno, no maduró los suficiente y el resultado es una película entretenida y fácil de ver, pero intrascendente.

Esto puede resultar frustrante para muchos fans de largo kilometraje, ya que este 5 de septiembre se cumplirán 25 años del estreno Batman: The Animated Series y todo el universo de series y personajes que iniciaron con ella. Es un regreso, completamente legítimo con los creadores originales, pero que no le llega al material original.



La premisa de la película es simple y buena: algún tiempo tras su retiro como supervillana, Harley Quinn escapa del olvido ayudando (e irritando) a Batman y Ala Nocturna en un desventurado viaje para salvar el mundo de Hiedra Venenosa y el Hombre Florónico. La idea es que, con algo de empatía y fe en ellos, hasta los desadaptados como Harley tienen el potencial de salvar al mundo.

Como la misma película los define (desde el trailer) la química entre personajes es muy buena. Ala Nocturna ve algo rescatable y de valor en Harley, pero como esto va contra todo sentido común, Batman desconfía. A su vez, Harley ve mucho rescatable y de valor en Hiedra Venenosa, dejando a su cómplice, el Hombre Florónico como la mala influencia y fuente del conflicto.

La situación, en efecto, genera entretenimiento y situaciones humorísticas. Quienes prestamos atención a los detalles secundarios pero muy memorables de Batman: The Animated Series, por ejemplo, recibimos un hilarante tributo. No tiene mucho sentido, pero cumple su doble función muy bien.



Los actores de voz hicieron un buen trabajo. El Batman de Kevin Conroy estuvo impecable como siempre. Melissa Rauch (The Big Bang Theory) y Paget Brewster (Criminal MindsCommunity) son voces que definitivamente se sienten de reemplazo para Harley Quinn y Poison Ivy, pero como hacen un buen trabajo, eso sólo lo van a percibir quienes están acostumbrados al DCAU. El mejor aporte de la película en este sentido es el regreso de Loren Lester como Ala Nocturna. No sólo retoma el rol, sino que le devuelve el carisma y sincronía cómica que se perdieron tras las primeras dos temporadas de Batman: La Serie Animada.

Algunos fans del DCAU se ofendieron al ver el lado irreverente y sexy de Harley Quinn y en especial, de Ala Nocturna, pero son facetas que ya varias historias habían dejado bastante claros. Ambos son adultos de libido alegre, pero con suficientes modales de cama para esperar consentimiento. Y este resulta útil en el guión para establecer un vínculo de confianza entre ellos, que Batman no comparte.

El pecado real de esta película es la estructura del guión y la animación. El punto de toda buena road movie como ésta es mostrar un cambio entre personajes aparentemente incompatibles que se ven forzados a convivir mucho tiempo (Batman y Harley), pero aquí el énfasis estuvo en cómo ellos logran su objetivo inicial (detener a Hiedra y al Hombre Florónico). Este defecto es evidente desde el planteamiento, que hace poco por establecer la situación de los protagonistas, pero pone todo el peso en establecer el plan de los villanos a vencer.



El plot está bien, pero el punto de la estructura debió de ser mostrar como una Harley Quinn reformada pero atrapada en una vida sin sentido se transforma en una campeona. Hiedra igual queda abandonada. La película invierte los roles que ella y Harley tenían en la serie; ella se ve como secuaz de un hombre abusivo, y Harley es la amiga liberadora. Es una lástima que la estructura hace poco por lucir este revés.

La animación es decepcionante a simple vista. Recientemente Warner ha hecho maravillas visuales como Young Justice, pero Batman and Harley Quinn fue un retroceso. Se esperaría que algo producido en 2017 supere películas de los noventas como Batman: Mask of the Phantasm, pero hay hasta capítulos de la vieja serie con mejor animación. No es terrible, pero en muchos casos los personajes no están bien dibujados y los ángulos son aburridos.  No porque sea una comedia los ángulos tienen que parecer de sitcom grabado frente a un estudio (sólo faltaron las risas). Batman: Return of the Caped Crusaders también es comedia, está basada en lo que casi fue un sitcom, y tiene unos ángulos hermosos. 



Parte de la decepción con esta película es confirmar que ni el legendario productor y diseñador Bruce Timm es infalible. Tanto la animación como el guión hubiesen quedado bien con un poco más de tiempo. Quizás esos veinte días necesarios para que el lanzamiento coincida con el aniversario del DCAU también hubiesen logrado una mejor estructura.

A final de cuentas, Batman and Harley Quinn es una película que aunque se deja ver con facilidad, también deja bastante que desear a quienes llevamos 11 años esperando el condenado regreso del Universo Animado DC.

Calificación: 2.5 de 5. Obligatoria para fans de Batman: The Animated Series.

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails